Las áreas comerciales quedarán dentro del confinamiento perimetral

Confinamiento perimetral: Reunión Telemática
Confinamiento perimetral: Reunión Telemática. Imagen facilitada por el ayuntamiento de Benetússer

Los ayuntamientos de Alfafar, Benetússer, Massanassa, Llocnou de la Corona y Sedaví –todos ellos, junto a otros 24 municipios más de la Comunitat Valenciana, confinados a partir de la medianoche de este jueves– han acordado que su área comercial también pase a estar confinada. Esto supone que se impedirá el acceso a la zona de comercios –lo que incluye Ikea– a todos aquellos que no formen parte del núcleo poblacional conjunto de estas localidades. Es decir, no se podrá acceder, por ejemplo, desde València capital.

La decisión se ha tomado por unanimidad entre los alcaldes de los cinco municipios, de diferente signo político –y junto a los responsables de la Policía Local y la Guardia Civil de Alfafar–, durante una reunión telemática.

La determinación supone un paso más allá en las medidas anunciadas por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, el pasado martes, ya que no concretó de inicio qué ocurría con las áreas comerciales que formaban parte de las localidades afectadas. Ahora, se les aplicará la misma normativa y sólo las cerca de 70.000 personas que habitan en todas ellos podrán acceder y moverse libremente.

La Associació de Comerciants Benetússer habia mostrado su disconformidad mediante un escrito dirigido al Ayuntamiento de Benetússer con que las áreas comerciales de los municipios afectados recibieran un trato diferente al resto de comercios y empresas urbanas. Nos felicitamos por que finalmente se haya rectificado.

Toda la zona conformada por los cinco municipios es tratada a efectos legales como un único núcleo de población, por lo que las restricciones funcionan para todos igual. Asimismo, se permite la movilidad entre los diferentes núcleos dentro del área restringida, y todos ellos saldrán del confinamiento a la vez.

Alfafar, Benetússer y Llocnou de la Corona no presentaban una situación tan preocupante como la de Sedaví y Massanassa. Sin embargo, las autoridades sanitarias han estimado que la cercanía física de las cinco localidades podría suponer un peligro. Del mismo modo, también ha tenido en cuenta el importante flujo de movimientos poblacionales que se da entre ellas, ya sea por motivos laborales, familiares o de ocio.

Vicente Navalón Pardo
Acerca de Vicente Navalón Pardo 485 Articles
Per tradició familiar fuster, per voluntat propia llibrer, per vocació informàtic. Actualment treballe a l'Associació de Comerciants de Benetússer com administratiu e informàtic. Intente tirar una maneta als comerços que tenen interès en digitalizar-se. A més duc un blog dedicat a l'Advaita, no dualitat i temes semblants.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*